Santiago

San Diego #1131

El Comercio Atlético

Santiago, 07 enero de 2017. Nuevamente nos aventuramos con una ruta, con la sexta parada de “La Ruta Cuequera”. En esta oportunidad estaremos en la intersección de Avenida Matta con San Diego, barrio popular y vecino del Parque O’Higgins, donde se alberga esta picada perteneciente a Fernando Sáez San Martín, propietario de este glorioso local ubicado en San Diego #1130, comuna de Santiago.

En los alrededores se observa mucho movimiento, propio de un barrio lleno de vida, locales, personas, locatarios, comerciantes y de lo más graneado del lugar.

A la entrada el local nos recibe un pasillo largo que nos lleva al centro del Comercio, a su alrededor podemos ver el escenario, una amplia barra y dos espacios comedores donde poco a poco se empieza a ubicar la gente que visita el local para disfrutar de la rica cocina que tienen, a lo que la acompañan brebajes de todo tipo para calmar la sed y el calor.

Conforme pasan las horas y terminado el almuerzo los instrumentos se empiezan a desenfundar y se cantan las primeras cuecas de la mano de un par cantores, guitarras y panderos.

Sin casi darnos cuenta y con el pasar de las horas la gente inunda el local, las cuecas se multiplican, se forman tres ruedas en simultáneo, sí, leyó bien, ¡TRES RUEDAS!, los pañuelos flamean, el ritmo del seis por ocho retumba fuerte en el piso y muchos/as amigos/as llegan a compartir de esta instancia de amistad, respeto y cueca chilena, la que dura hasta altas horas de la noche.

Conversamos con Fernando sobre su local y que secretos guarda esta histórica picada popular.

¿Cómo nace esta picada?

El local fue creado el 14 julio de 1932 por Francisco Val, dueño de la propiedad, y el primer presidente del Club Social Comercio Atlético.

El Comercio Atlético se origina para todos los comerciantes de San Diego y del Barrio Matadero Franklin, insertándose en el ambiente del barrio popular donde el objetivo era disponer de un amplio espacio para almorzar, compartir, jugar dominó y también abrir lugares para el buen vivir de la comunidad.

¿Qué relación tiene “El Comercio” con la cueca chilena?

En años de juventud fuí folclorista, llegando al mundo de la música a través de mi padre, músico folclorista de Concepción.

Es a través de este proceso que con el Comercio Atlético busco el cauce para volver a la cueca, al folclor y volver a las raíces, a la esencia, a la tradición misma y es de esa postura que vinculo el local a la cueca chilena.

Hoy en día el Comercio abre espacios a la cueca chilena tanto para grupos con trayectoria como para la nueva camada de jóvenes que quieren mostrar su trabajo.

¿Qué platos de la casa recomendarías?

Para comer el local ha mantenido la tradición popular de la comida chilena donde podrán encontrar: prietas, papas con mote, pantrucas, charquicán, carbonada, porotos, cazuela y del cuanto hay.

De brebajes tenemos el clásico borgoña, cleri, terremoto, vino, cerveza y todo lo necesario para apagar la sed de nuestros comensales.

Que más nos puedes contar de “El Comercio”…

En el año 2006 el Club Social Comercio Atlético fue declarado Patrimonio Cultural, decretado por Bienes Nacionales y la Ilustre Municipalidad de Santiago, lo que nos causa un tremendo orgullo ya que la intensión siempre ha sido reinsertar el local en el ambiente popular y que este abierto para todo el mundo.

Cuando partimos con esta aventura el local no estaba en buenas condiciones por lo que el primer impulso fue darle una pincelada, arreglarlo y restaurarlo manteniendo la esencia del lugar sin pasar a llevar la historia que alberga, cosa que se logró y ha mantenido para que todos nuestros clientes se sientan como en casa.

Los dejo a todos cordialmente invitados al Comercio Atlético a degustar las mejores comidas tradicionales con música chilena, ¡son todos bienvenidos!

Texto Original: Diego Valenzuela Martínez

 Revise la Galería de Imágenes

  • Se las empluma La Ruta
    junta salerosa y grata
    armando fiesta chilena
    la algarabía es innata

    Comida, trago, acordeón
    le lleva el día
    donde la cueca es fiesta
    y rebeldía

    Y rebeldía, sí
    se arman tres ruedas
    suena piano, pandero
    contra y vihuela

    Pa’ San Diego con Matta
    tiramos pata

    Autor: Diego Valenzuela Martínez

  • ¿Sintió usté que hizo calor
    pa remoler y bailar?
    igual se vino a brindar
    nuestro jolgorio cantor

    ¿Sintió usté que hizo calor?
    ¿que Santiago se quemaba?
    una señora cantaba
    susurrándole a su amor
    ¿cómo no va a hacer calor?
    ¿cómo no se va a quemar
    cuando se pone a cantar
    en San Diego esquina Matta
    el pueblo su gran cantata
    pa remoler y bailar?

    Para remoler y bailar
    no falta, la gente piensa
    como tirada con lienza
    si se trata de enfiestar
    con borgoña y almorzar
    medio a medio del ardor
    un 7 de enero cantor
    en el Comercio Atlético
    con bailarines frenéticos
    ¿Sintió usté que hizo calor?

    Igual se vino a brindar
    se impregnaron las maderas
    de estas danzas tan guerreras
    tan llenas de paladar
    miradas que van a dar
    a todo lo que es color
    una rueda pal cantor
    que cuequea las primeras
    una segunda y tercera
    nuestro jolgorio cantor

    Nuestro jolgorio cantor
    fue ver danzar instrumentos
    porque momento a momento
    se iba apianando el calor
    platillos y tañador
    tres cuncunas pa animar
    panderos, cajón ¿qué tal?
    guitarras, un contrabajo
    con tremendo desparpajo
    ¡igual se vino a brindar!

    Y así pues, la buenamoza
    se goza
    con su jilguero galán
    se va
    el calor ya no la espanta
    y encanta
    Así pues hasta las tantas
    bailo, toco y me tercio
    con gente que en El Comercio
    se goza, se va y encanta

    Autor: Venicio Maluenda Hernández

  • Diseño: Camilo Henríquez Armijo

  • Barra, comedores, escenario, tres espacios, tres ruedas de la cueca chilenera en el mismo gran lugar gran lugar de tradición: El Comercio Atlético!. La Ruta Cuequera como un homenaje a la vida, la buena vida, el que sae sae.
    Antonio Salinas Carvajal

    Es la primera ruta a la que asisto, partí con un rico almuerzo al ritmo de cuecas en donde el baile empezó a ganar espacio, y en donde compartí de principio a fin con gente linda. Me reuní con amigos que hace rato no veía, una grata experiencia, repetible todo el rato. Ambiente familiar y de respeto al pulso de la chilena…zapatie hasta que dolieron las patitas. ¡Recomendable!.
    María José Morales Hidalgo 

    Muy buena picada, ver gente compartiendo un plato de comida casera al son de unas buenas cuecas, impagable!…buena atención, 100% recomendable. Donde está la chilena, está la buena onda, vaya al Comercio Atlético se lo recomiendo!.
    – Freddy Bustamante Tapia

 Revise el Video

© La Ruta Cuequera 2016 | Todos los derechos reservados