Cerrillos

Cartagena #4148

El Grandioso Caballo de Palo

Santiago, 09 julio de 2016. Es sábado, mediodía, y un sol radiante recae sobre la comuna de Cerrillos para comenzar la primera parada de “La Ruta Cuequera”. A nuestra llegada nos recibe Juan González Araya, dueño de esta histórica picada popular, ubicada en Cartagena #4148.

Lo primero que nos sorprende es la hospitalidad con la que somos recibidos. Don Juan, Marco y la señora Gladys hacen sentir a sus clientes como en casa. Se percibe la calidez de este lugar y salta a la vista el ambiente familiar que caracteriza a este local.

Con cerca de 100 años de existencia, esta picada ofrece una variada gastronomía casera, sabrosa y enjundiosa que solo se consigue de la mano de personas que saben lo que hacen.

Van llegando los comensales y empiezan a aparecer los deliciosos platos populares del Caballo de Palo, todo acompañado de vino, borgoña y chicha, esta última, la especialidad de la casa. A medida que transcurre el tiempo, van apareciendo músicos, cantores y bailarines dispuestos a armar jolgorio de la mano de la cueca, reina y soberana en este local.

De manera improvisada, y en pleno almuerzo, comienzan a sonar guitarras, acordeones, panderos, platillos y palmas para formar en un, dos por tres una fiesta chilena para el goce y disfrute de todos los visitantes. La fiesta se extiende hasta largas horas de la noche en un sinfín de risas, bailes, pañuelos, amigos y cuecas chilenas.

Esta escena no es extraña para el Caballo de Palo. Le preguntamos a don Juan sobre su local y su vínculo con la cueca.

¿Cómo nace el negocio?

Esta picada es una herencia familiar y se ha traspasado de generación en generación. Mi padre es quien comienza con el local en el año 1918, Después yo me hice cargo. Viví muchos años en Venezuela y durante ese período, Marco -mi hijo- se responsabilizó.

¿Por qué se llama “El Grandioso Caballo de Palo”?

Nace debido a un tronco de árbol largo que había afuera del local, donde cabían aproximadamente ocho personas sentadas. La idea era venir a tomar chicha al Caballo de Palo sentados sobre ese tronco como si fuera un caballo. La tradición familiar del local siempre han sido las cuecas y la chicha, y fueron los clientes quienes colocaron el nombre al local.

¿Cuál es la especialidad de la casa?

(Sonriendo con orgullo) Las prietas hechas en casa, arrollado, pernil, costillar, porotos con longaniza o chuleta, cazuela de vacuno o chancho, empanadas y conejo escabechado son algunos de los platos más solicitados por lo sabrosos que son. Por otro lado la chicha, el pipeño y la borgoña son los acompañantes ideales.

¿Cómo comienza esta relación entre la cueca y “El Grandioso Caballo de Palo”?

Hace muchos años ya, debido a que el negocio nació con cuecas. Mi historia familiar está ligada al folclor debido a que mi abuela, tíos y familiares eran guitarreros y cantores que solían tocar en fondas del sector. Es desde ahí donde se genera mi vínculo y el del local con la cueca chilena.

Seguramente, esta larga tradición chilenera ha permitido forjar grandes amistades con cuequeros destacados…

Para mí, son más que músicos…son amigos. El Hernán Nuñez (Nano), Osvaldo Cerda (El Buey), Jorge Montiel, los cabros de Los Tricolores, Los Paleteados, la señora Margot Loyola y Luis Araneda (El Baucha) son y fueron grandes amigos y visitantes de mi local. Si buscan en internet, podrán encontrar un video donde Luis Araneda “El Baucha” le hace una serenata a doña Margot Loyola. Le canta un lindo bolero. Eso ocurrió aquí, en el Caballo de Palo.

Link del Video: Luis Araneda “El Baucha” canta a Margot Loyola

Texto Original: Diego Valenzuela Martínez / Edición: Cristina González Ramírez

 Revise la Galería de Imágenes

  • Para el Caballo de Palo
    partiremos pa’l almuerzo
    y si le ponemos cuecas
    ni se sentirá el esfuerzo

    Porotos, vino y canto
    compartiremos
    palmas, pañuelo y baile
    la gozaremos

    La gozaremos, sí
    poniendo pebre
    gorgoriando las cuecas
    con los requiebres

    Es cuequero regalo
    Caballo e’ Palo

    Autor: Creación Colectiva

  • EN EL CABALLO DE PALO
    ¡PARTIÓ LA RUTA CUEQUERA!
    EN ESTA ESTACIÓN PRIMERA
    ¡LA VIDA NOS DIO UN REGALO!

    ¿Pa’onde las patas se fueron
    por convites buena onda?
    peluseando pa una fonda
    con caldos criatureros
    con la sed en el güergüero
    los cantores como escualos
    con colas, cachos y halos
    y con reputados pitos
    nos juntamos rapidito
    EN EL CABALLO DE PALO.

    El jolgorio se hizo ley
    con el corre-ve-y-dile
    se engolosinó ese Chile
    donde la reina y su grey
    hicieron del baile el rey
    de la seducción cuequera
    el pandero y su pandera
    y acordeón con su acordeona
    corearon con las bordonas
    ¡PARTIÓ LA RUTA CUEQUERA!

    Reyes del metro cuadrado
    redondearon la belleza
    y arribita de una mesa
    cual cuequeros desbocados
    lucieron su zapateado
    la rueda zandungueó fiera
    porteñeando cual si fuera
    mercado, feria o burdel
    y se alborotó el tropel
    EN ESTA ESTACIÓN PRIMERA.

    El costillar y el pernil
    las prietas con sus papitas
    el pescado frito gritan
    ¡tanta gente en el redil!
    pues ¿cuántos llegaron? ¿mil?
    Oye Pelusa, no es malo
    que a este Caballo de Palo
    con su gente tan re tela
    les prendamos buenas velas
    ¡LA VIDA NOS DIO UN REGALO!

    Autor: Venicio Maluenda Hernández

  • Diseño: Camilo Henríquez Armijo

  • Sin duda una experiencia enriquecedora. Una tarde libertaria e insospechada, que me sedujo entre la comida, panderos, amigos y pañuelos.
     Karla Cortínez Ulloa

    Nadie sabía claramente a lo que íbamos, y resultó al final, que nos encontramos con nosotros mismos, con nuestras raíces. Esas que son las más simples y, por ello, las más profundas: nuestros sabores, nuestra música, nuestro canto.
     Roberto Cortéz Silva
     (Robert Cuequero)

    Encantada con la experiencia vivida. Grandioso Caballo de Palo sensacional. Una tertulia plena de cordialidad, buenas cuecas y mucho respeto. Gracias!.
    – Norma Ramirez Sandoval

 Revise el Video

© La Ruta Cuequera 2016 | Todos los derechos reservados